miércoles, 5 de diciembre de 2012





Wladimir Lozano




      Está considerado por la crítica del género salsa como uno de losgrandes boleristas de dicha música. Nació un 2 de marzo en Caracas, Venezuela. Su primera grabación fue a los 13 años con el arpista Andrés Eloy Blanco, pero posteriormente se adentraría en la música popular de la mano de Enrique "Culebra" Iriarte, Kiko Pacheco y Alexis Marrero. Wladimir audicionó exitosamente para formar parte de la orquesta "Federico y su Combo Latino" antes de integrar la legendaria Dimensión Latina en 1974, luego del arrollador éxito de esta agrupación con el tema "Qué bailen to´s". Previamente, Lozano participaba en la citada banda en calidad de invitado, dado que no había presupuesto para su contratación formal y porque lo ataba un contrato con el local nocturno "La Cueva del Oso".
Es hacia 1975 cuando realmente irrumpe con su inconfundible voz. La Dimensión Latina libera a su vocalista estrella, Oscar D´ León, de los boleros para dárselos al nuevo cantante. No obstante, algunos temas empezaban en la voz de Wladimir y terminaban como auténticas rumbas en la voz del "Diablo de la Salsa", como Llorarás, Taboga y el Chancunche Nº 1. Cabe destacar que el primer gran éxito de Lozano con la Dimensión fue "La Piragua", a los que siguieron "Mi Adorada" y "Blancas Azucenas", entre otros. Ya en 1978, Wladimir formaba parte de "La Salsa Mayor", de Oscar D´León; y posteriormente fundaría "La Constelación". Grabó, además, con "El Trabuco Venezolano", "La Crítica", y cantó el tema "Luna" con la Orquesta Aragón, siendo el primer venezolano invitado para tal fin por esta legendaria orquesta cubana.

Wladimir y su Constelación es un álbum del bolerista venezolano Wladimir Lozano en el que comparte creditos de cantante con Willie Rodríguez. Fue editado en1979 por la disquera Color (Corporación Los Ruices, subsidiaria de Top Hits) en formato larga duración de vinilo a 33⅓ rpm. Fue un proyecto en solitario en el que Lozano siguió el ejemplo de Oscar D'León y formó una nueva banda tras su separación de la Dimensión Latina. Aunque bien recibido por la critica, este disco fue el inicio de la inestable aunque productiva carrera de Lozano, quien volvió a la Dimensión Latina en varias ocasiones a partir de 1985, grabó con D'León y se mantiene activo en el circuito de conciertos del género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada